Gastronomía - Tripkay

Tapas-variadas2

 
En Málaga hay que darle una especial mención al pescado, cocinado de múltiples maneras, el pescado tiene mucho peso en la cocina de esta región, el pescado “pescaíto” frito, la fritura de pescado con varias clases de pescados, los boquerones malagueños y quizás el más famosos de todos es el “espeto” la forma tradicional de comerse las sardinas que se cocinan al fuego directamente clavadas en una caña.
 

Pescaito-frito
 
Existen infinidad de platos típicos en la cocina malagueña, algunos de los más conocidos y tradicionales son las “gachas”, el “pescaíto” frito, las migas, la “porra” que es un plato frío similar a una sopa de tomate pero mucho más sabrosa, las almejas a la malagueña, los huevos a lo bestia, un plato muy calórico que contiene huevos, lomo de cerdo, chorizo y migas, o el “ajoblanco”, una sopa fría a base de ajo, almendras y aceite de oliva virgen extra.
 
Gazpacho-andaluz
 
Al ser la costa del Sol un lugar tan cosmopolita, con un gran índice de habitantes extranjeros, es fácil encontrar restaurantes para todos los gustos, desde restaurantes de cocina de autor o restaurantes con cocina tradicional, en la que podremos apreciar la herencia de civilizaciones pasadas, a la cocina más exótica, pasando por todo tipo de cocina internacional. Solo en la ciudad de Málaga, actualmente hay unos 4000 establecimientos de hostelería así que lo difícil va a ser elegir entre ellos.
 
Tapas-españolas
 
El buen clima y la costumbre de los malagueños de “tapear”, tomarse un vino o cerveza con unas tapitas, hace que hayan surgido muchísimos bares y tabernas con terrazas donde sentarse a charlar, o simplemente a pasar un buen rato. El tapeo es la fórmula perfecta para probar muchos platos en una sola comida, existe una gran variedad de tapas, simplemente déjate llevar.
 
Barricas-de-Vino
 
Aquí, tan importante como la comida es la bebida. Desde 1933 los vinos de Málaga tienen su denominación de origen, pero la tradición vinícola viene de muchos siglos atrás, dado que el clima y el suelo eran de lo más propicio para este cultivo, los griegos ya se instalaron en estas tierras enseñando allá por el 600 a.C. a los indígenas que aquí habitaban a podar y cultivarlas.
 
Copa de vino tinto
 
Todos estos siglos de cultivo han aportado al vino de Málaga una calidad excepcional y algunos de sus vinos son conocidos internacionalmente como son Pajarete, Lágrima, Pedro Ximenez y Moscatel, todos ellos vinos dulces que al acompañarlos de deliciosos postres malagueños, o simplemente fruta dulce, hacen que el vino alcance cotas de singular calidad. Aunque también podremos degustar increíbles vinos blancos y tintos.