Torre de Vigía del Cap d'Or: ¿Qué ver en Moraira? | Guía Tripkay

Torre vigía Cao d’Or

Junto a la Iglesia-Fortaleza de Santa Caterina y el Castillo de Moraira, la Torre de Vigía del Cap d'Or formaba parte del sistema defensivo y de protección contra los asaltos enemigos, muy frecuentes siglos atrás

Torre vigía del Cap d'or, Moraira

La Torre de Vigía del Cap d’Or es una torre con carácter defensivo que se construyó en el siglo XVI. Situada en lo más alto del Monte Cap D’Or, en el término municipal de Teulada-Moraira a orillas de los acantilados, es una torre defensiva típica de planta circular, totalmente maciza hasta más de la mitad, con una altura de once metros y muros reforzados.

La entrada a la Torre de Vigía del Cap d’Or solo era posible mediante una cuerda que se lanzaba desde la primera planta, para así evitar que pudieran acceder los intrusos. Ya en el interior, solo contaba con una planta circular donde los vigías observaban el horizonte en búsqueda de algún peligro.

 

Torre de Vigía del Cap d'Or , Moraira
© Vicente de Miguel

 

En aquella época los piratas berberiscos surcaban el Mediterráneo atemorizando a la población con sus múltiples saqueos y ataques a  las poblaciones costeras del Levante. Fue el Rey Felipe II quien ordenó construir toda una serie de torres defensivas para proteger a la población. Fue entonces cuando se construyó esta torre que afortunadamente se ha mantenido en muy buen estado de conservación hasta nuestros días.

Los vigías de la Torre de Vigía del Cap d’Or se colocaban en lo alto de la torre desde donde se tenía una panorámica perfecta de toda la costa. En el momento que veían alguna nave aproximándose a la cosa, o si intuían algún peligro, en seguida encendían hogueras para avisar a las torres vecinas de Ifach y la Granadella, entonces los habitantes de la población corrían a refugiarse dentro de las murallas fortificadas.

 

 

Cómo llegar a la Torre de Vigía del Cap d’Or

Para llegar a la torre hay un pequeño sendero perfectamente señalizado que se puede realizar con una pequeña excursión de unos 20 minutos más o menos. Puede realizarse fácilmente con niños y el premio por llegar a la cima son unas maravillosas vistas rodeado de un entorno natural de gran belleza.