Qué ver en Mallorca en tres días - Tripkay

Qué ver en Mallorca en tres días

Mallorca, la isla más grande del archipiélago balear, es conocida por su riqueza natural e histórica y esto es lo que la ha convertido en uno de los destinos preferidos por turistas de todo el mundo. Si quieres conocerla y dispones de poco tiempo, no tienes de qué preocuparte, porque en Tripkay hemos hecho esta guía para que sepas qué ver en Mallorca en tres días sin perderte absolutamente nada.

Qué ver en Mallorca en tres días: día 1

Catedral de Mallorca

catedral de mallorca
El recorrido que vamos a hacer en Tripkay empieza en el centro visitando su catedral, también conocida como La Seu, un templo religioso de estilo gótico declarado Monumento Histórico – Artístico en 1993. Entre sus características arquitectónicas se pueden mencionar dos aspectos que la hacen resaltar frente a otras catedrales góticas europeas: tiene la nave de mayor altura del continente (44 metros) y el rosetón más grande (13 metros de diámetro). Es visible desde cualquier parte de la ciudad, así que no hay manera de que pase desapercibida.

Casco antiguo de Mallorca

Al salir de La Seu, puedes aprovechar para recorrer y perderte por el casco antiguo de Mallorca, una zona llena de historia. El Palacio Real de la Almudaina es uno de los lugares más visitados de la isla y es un sitio que tienes que apuntar casi obligatoriamente en tu lista sobre qué ver en Mallorca en tres días.

Esta edificación fue levantada durante la dominación musulmana pero, en el siglo XIII, tras la conquista de Jaime de Aragón sobre Mallorca, volvió a ser de dominio cristiano. Actualmente, se utiliza como residencia oficial de los Reyes de España durante su estancia en las islas y al recorrerla podrás ver los vestigios de lo que tradicionalmente ha sido utilizada como residencia de gobernantes.

Después de pasear por la zona puedes acercarte a S’Hort del Rei, un jardín medieval que forma parte de la Almudaina, y aprovechar que estás allí para comer en cualquiera de sus bares y restaurantes.

Castell de Bellver

castell bellver mallorca luagres interes
Por la tarde, después de comer y el debido reposo, puedes seguir conociendo monumentos únicos, como el Castillo de Bellver, a unos tres kilómetros de Palma de Mallorca. Esta edificación es una estructura de estilo gótico catalán caracterizada por ser la única en su tipo con planta circular y es uno de los imprescindibles para ver en Mallorca en tres días, especialmente si eres amante de las fotografías, porque ofrece unas vistas de la ciudad espectaculares. En la visita al castillo podrás tener acceso al patio de armas, al Museo de Historia de la Ciudad, la capilla de San Marcos, el salón del trono, la sala de Jovellanos, la cocina, la colección Despuig de Escultura Clásica y, por supuesto, a la terraza.

Plaza Mayor de Palma de Mallorca

Por la noche, de vuelta al centro, puedes terminar el día dando un paseo por la Plaza Mayor de Mallorca. Allí puedes disfrutar de la gastronomía tradicional en cualquiera de sus cafés, comprar piezas de artesanía o aprovechar para acercarte a la iglesia San Miguel o el Teatro Principal. Como toda plaza Mayor, tiene una intensa actividad comercial y cultural, así que puede ser una buena idea dejarla para el final del día. Esta zona es una de las mejores para buscar apartamentos en Mallorca porque es muy céntrica y, si estás alojado allí, podrás volver a casa andando.

Qué visitar el segundo día en Mallora

Manacor

Después de conocer el centro de Palma puedes desplazar a Manacor, la segunda ciudad más importantes de Mallorca. Puedes pasar la mañana en los lugares más impresionantes de Manacor, sus cuevas y playas, donde podrás bañarte y relajarte antes de seguir con las visitas turísticas.

manacor mallorca

Coves del Drac

Después de comer, sobre las 16:00h., es la mejor hora para visitar las Cuevas del Drach (Coves del Drac en mallorquín) porque es cuando menos afluencia turística hay. Con 1.200 metros de longitud y una profundidad máxima de 25 metros, las Cuevas del Drach, son las más famosas de la isla. Situadas en Porto Cristo, esconden en su interior el lago Martel, uno de los lagos subterráneos más grandes del mundo. Están abiertas todos los días de la semana pero, si no quieres perdértelas, ten en cuenta que se ha de reservar con antelación.

Cuando termines tu visita, puedes pasear por Porto Cristo o ver el atardecer en la Cala Manacor, ¡la estampa es impresionante!

Tercer y último día en Mallorca

Sa Pobla

Si buscas paisajes naturales y tranquilos, en Sa Pobla, en la comarca del Raiguer, podrás encontrar mucho para ver y hacer. Tiene casi una veintena de yacimientos arqueológicos, además de compartir con el Muro, un municipio cercano, el Parque Nacional S’ Albufera de Mallorca. Se trata de una llanura inundable que alberga a unas 200 especies de aves, pero que también es rica en flora, lo que la hace ideal para los amantes de la naturaleza. Además, el patrimonio histórico y cultural de Sa Pobla es uno de los más ricos de la isla y es más que aconsejable conocerlo. Después de conocer este pequeño pueblo, ¡verás como la isla te ha conquistado por completo!

Y hasta nuestra guía. Como ves, siguiendo nuestra pequeña ruta, podrás ver lo imprescindible de la ciudad a la vez que descansas y descubres todo su encanto. Recuerda que, como cantaban Los Mismos, ¡será maravilloso viajar hasta Mallorca!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>